Una en una ciudad de millones

El día de ayer por primera vez sentí el peso de vivir en una ciudad grande donde convergen cientos de culturas y millones de personas.

Esta magnitud de sentimiento se puede entender cuando les diga que vengo de un país donde su población no supera los cinco millones y más aún crecí en un área con menos de veinte mil habitantes.

Mi experiencia de ayer es un tanto simple pero que abrió mi visión sobre la realidad de ser parte de un lugar más grande y con mayor densidad de población, un lugar donde toparse a la misma persona tiene probabilidades muy bajas.

Les cuento el incidente que motivó escribir esta entrada.

Al rededor de las 2:00 pm decidí ir a una cafetería (muy famosa en el mundo) pero que tiene sus ventajas, tiene WIFI y una mesa donde se pueden conectar nuestros aparatos electrónicos.

lizzie-233162-unsplash
Photo by Lizzie on Unsplash

Yo procedo a hacer mi orden un café -porque me estaba durmiendo-, antes separé mi espacio como usualmente se hace acá, dejando alguna de mis pertenencias sobre la silla o mesa, tranquilamente fui sacando una a una mis herramientas de trabajo (un cuaderno, lapiceros y el iPad).

Estoy concentrada en mis cosas y mi café, cuando sin darme cuenta una persona -un hombre- al que lo llamo “Salary man” pasó tan rápido que tiró al suelo mi salveque y con él mi botella de aluminio que al caer hace un estruendo. Todo esto pasó tan rápido que  cuando me bajé de la silla a recoger mis cosas y volví a ver ¿quién ha sido el desconsiderado? solamente logro ver su espalda.

En ese momento me ví impotente, no super como reaccionar, ni siquiera en mi idioma, ni en inglés ni mucho menos en japonés, por no querer llamar la atención.

alex-knight-363971-unsplash.jpg
Photo by Alex Knight on Unsplash

Ahora ¿quieren saber la reacción de las personas a mi alrededor? Ninguna.

Cada quién siguió en lo suyo, y el causante ni se dio vuelta ya más bien creo que había llegado lejos.

Con esto confirmé el gran individualismo que existe en esta ciudad -Yokohama-, donde no nos dejamos “atrasar” por lo que le pase al otro, más allá de decir que es “normal” en la sociedad japonesa estaría erróneo puesto que sucede en otras ciudades del mundo.

Ya para terminar, ¿qué harían ustedes en esta situación? ¿Cómo responderían?

Steph 💚

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s