Llegar a los 30

Siempre había pensado ¿cómo sería llegar a tener esta edad?, pero la última semana -previo a cumplir años- no le he dado mucha importancia, pero ya a unas horas de oficialmente despedir la década de los 20 y estrenar una nueva década es que me pongo a escribir.

Cuando yo era pequeña, sentía que las personas de 30 eran “super adultas y serias” y que la emoción de la vida había llegado a su fin; pero la vida me está demostrando que es todo lo contrario.

Cada decisión, cada celebración, cada desafío se vive con muchísima emoción, pero con una perspectiva distinta a la de cuando tenía 21, por decir un ejemplo. Y es que, las prioridades y metas se van transformando para dar forma a nuestros días.

Para este cumpleaños, pensé mucho en como celebrarlo, pero conforme se acercaba la fecha, mi estado de ánimo no quería hacer esfuerzo alguno por decidir; luego, hablando con una amiga, ella me cuenta que hay un tour desde Yokohama a Tokio, y que además podemos llevar todo lo que vamos a tomar e incluso comer -al mejor estilo come huevo jajaja- y me apoderé de esta idea.

 

Antes de llegar a hablar de mis 30 años tengo que contarles sobre la organización de este día y  la celebración como tal.

Para éste tour no encontramos información en internet -porque no sabíamos el nombre- así que una semana antes nos fuimos a recorrer el puerto de Yokohama y fuimos preguntando, uno a uno, hasta que encontramos la información.

El día del tour fue el sábado 03 de marzo, el día de mi cumpleaños. Ese día corrimos -porque eso de llegar a tiempo no se nos da- y antes de abordar había dejado los regalos donde se compran lo tiquetes para abordar , por suerte Nao corrió y pudimos subir al barco.

Nuestros amigos también se prepararon y cargaron -un buen rato- con una hielera llena de sake, shochu, whiskey y sodas. También llevamos papas y quesos para picar. Luego nos dimos cuenta que el barco tenía un restaurante con precios muy accesibles -para la próxima-

Esta celebración me llenó de alegría porque, en este corto tiempo puede reunir a personas tan valiosas que me regalaron lo mejor, su tiempo -más otros lindos detalles-. Al llegar a Tokio, buscamos un lugar para comer algo y cantar cumpleaños, y pues, caímos en Deny’s. [Llegamos a Takeshiba en Tokio]

 

Como aún era temprano, nos decidimos por un karaoke. ¡Ay! que buena elección porque cantamos a todo pulmón y bailamos -dentro de lo que cabe-.

Ahora, tengo 30 años y una semana, pero ¿quién está contando? Aún no he notado cambio alguno, pero sí he estado más conciente que debo cuidar aún más mi alimentación, mi piel y por supuesto sudarla con el ejercicio para que el corazón trabaje de verdad.

Falta tanto por vivir y es cierto que nuestra vida se va transformando y así las experiencias que vamos viviendo. Estoy feliz de estar donde estoy.

Gracias a todos, a familia y amigos en la distancia, a las nuevas amistades, a la familia virtual que siempre están apoyando.

Gracias a Nao por ser mi compañero de vida y ser mi cómplice en tantas vivencias.

Stephanie

Step by Steph Blog

Desayuno cumpleañero

P.D Mi mamá me envió una tarjeta que llegó el jueves 15.

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dianareth A dice:

    Wao que bonito relato steph, me sacaste unas lágrimas de nostalgia, y que padre que disfrutaste mucho tu dia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Diana por sacar de tu tiempo para leerme 💚

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s